Saltar al contenido

Abonado del Bonsái

Abono Bonsái Amazon

El abono es un factor importante para el cuidado de nuestro árbol. En el abonado diferenciaremos los tres elementos más importantes el Nitrógeno, Fosforo y Potasio, sus iniciales son NPK.

Es muy importante seguir las recomendaciones de los fabricantes para no tener un exceso de fertilizante y quemar el árbol.

¿Qué tipo de abono puedo utilizar para mi Bonsái?

Hoy en día se puede usar tanto fertilizantes químicos que suelen ser líquidos o fertilizantes orgánicos que están compuestos por harinas de soja, de colza, hueso o sangre.

Dependiendo de la época del año utilizaremos un tipo de abono u otro:

En Primavera utilizaremos un fertilizante con más nitrógeno (N) y la misma cantidad de Fosforo y Potasio, esto ayudara a nuestro bonsái crecer,

Llegado el verano echaremos un abonado más equilibrado es decir con las mismas proporciones de Nitrógeno (N), Fosforo (K) y Potasio (P).

Para otoño usaremos un fertilizante con unos niveles más bajo de Nitrógeno, pero igual en proporciones de Fosforo (K) y Potasio (P)  para fortalecer en el tronco.

Si hemos decidido utilizar un abono líquido, mezclaremos la cantidad de fertilizante recomendada por el fabricante con agua y regaremos nuestro bonsái. Si lo desea puedes echar menos cantidad de fertilizante que la recomendada, es mejor falta de abono que exceso del mismo.

Con falta de abono siempre podremos rectificar y echarle un poco más la siguiente vez. Sin embargo un exceso de abono puede llevarnos a sobrealimentar a nuestro bonsái y matarlo.

Por el contrario si te decides por un abono orgánico, te será más fácil el control del mismo, ya que este tipo de fertilizante es sólido. Lo pondremos en la tierra y lo cubriremos con una cestita para que no sea arrastrado cuando riegues o se lo coma algún pájaro.

En caso de que el borde de las hojas empezara a amarillear o secarse, deje de abonar el bonsái y riéguelo con abundante agua para eliminar el exceso de fertilizante.